Alto a la criminalización del movimiento BDS por la justicia en Palestina

Alto a la criminalización del movimiento BDS por la justicia en Palestina

¡Apoyad a los activistas de base por los Derechos Humanos en toda Europa!

Como Israel es cada vez más incapaz de defender su régimen de apartheid y colonialismo sobre el pueblo palestino y sus matanzas regulares de palestinos en Gaza, está buscando gobiernos que le apoyen en Europa y los EE.UU. para socavar la libertad de expresión, como una forma de protegerse de la crítica y las medidas destinadas a exigirle responsabilidades de sus violaciones graves del derecho internacional. Hay una campaña muy coordinada y bien financiada, dirigida por Israel y sus partidarios, con el objetivo de penalizar la actividad política contra la ocupación israelí, basada concretamente en el miedo de que la campaña dirigida por palestinos en todo el mundo de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) esté teniendo éxito.

Por el momento, uno de los ataques más importantes contra el movimiento está teniendo lugar en Francia. El domingo 6 de marzo, en París, una mujer que se manifestaba por la defensa de los derechos de la mujer fue detenida durante varias horas en una comisaría de policía. ¿Su crimen? Llevar puesta una camiseta en la que estaba escrito « Boicot al Israel del Apartheid – Justicia para Palestina ». Los activistas del BDS en todo el país se enfrentan a represalias legales, en base a la escandalosa llamada « Circular Alliot-Marie », según la cual pedir el boicot a los productos israelíes es una forma de « odio racial ». Algunas organizaciones en Francia han reunido peticiones para impugnar este ataque contra el movimiento.

En el otro lado del Canal, el gobierno británico está implementando un nuevo conjunto de reglas que hace que sea más difícil para los ayuntamientos y otros organismos públicos, incluyendo las universidades, tomar decisiones éticas sobre inversiones y contratos. El Primer Ministro, David Cameron, ni siquiera trata de ocultar la verdad y lo pone muy claro: estos cambios están diseñados para contrarrestar el creciente movimiento BDS. De hecho, su Secretario de Estado de Justicia, Michael Gove, ha declarado que el movimiento BDS está cometiendo « un crimen peor que el apartheid ».

En toda Europa, los activistas de base, no violentos, por los derechos humanos están en peligro.

Además el Ministro de Inteligencia israelí, Yisrael Katz, dijo, en un gran congreso israelí anti-BDS, celebrada el 28 de marzo en Jerusalén, que Israel debe participar en “eliminaciones civiles selectivas” de “líderes” del BDS con la ayuda de la inteligencia israelí. Eso ocurrió en el mismo congreso en el que el Embajador de Israel en EU participaba junto a líderes de los colonos. Es de verdad alarmante cuando los ministros de gobierno en cualquier lugar hacen este tipo de amenazas contra los defensores de los derechos humanos y miembros públicos.

La Coordinación Europea de Comités y Asociaciones por Palestina pide el fin inmediato de la criminalización del movimiento BDS, y expresa su firme apoyo y solidaridad con los activistas que trabajan duro para atraer la atención pública a las reiteradas violaciones de los derechos humanos de Israel en los territorios ocupados de Palestina, y dentro de sus propias fronteras de 1967.

La lucha por la justicia en Palestina está ganando terreno en la sociedad civil europea – igual que crece el miedo entre el gobierno israelí y sus aliados. Su ansiedad les lleva a acciones desesperadas, como el reciente comunicado del Primer Ministro francés, Manuel Valls, según el cual el anti-sionismo es « un sinónimo de antisemitismo y odio a Israel ».

El movimiento BDS está anclado en la Declaración Universal de Derechos Humanos y rechaza, por lo tanto, todas las formas de racismo y discriminación basadas en la identidad, incluyendo el antisemitismo.

Con el fin de apoyar el llamado del Comité Nacional Palestino de BDS y en solidaridad con los activistas del BDS en los países europeos y de todo el mundo, el PECC está lanzando una petición a la Comisión Europea.

Independientemente de su posición en SDE, las organizaciones de derechos humanos y ciudadanos del mundo que se preocupan por los derechos civiles y los derechos humanos tienen que tomar una posición clara en defender el derecho de abogar por el BDS, como una cuestión de conciencia y libertad de expresión y unos medios no violentos de la sociedad civil para defender los derechos fundamentales de los palestinos. Por lo tanto, hacemos una llamada a las organizaciones de derechos humanos, grupos de libertades civiles, las personas de conciencia y figuras públicas para firmar la petición de la Comisión Europea en contra de los ataques dirigidos por el gobierno israelí contra la libertad de expresión y las libertades civiles que se están implementando con el fin de debilitar las iniciativas por los derechos humanos de la sociedad civil en apoyo de la lucha del pueblo palestino por la libertad, la justicia y la igualdad.

Nos gustaría recordar la reciente declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia reafirmando los principios democráticos básicos diciendo que el BDS « es un movimiento de la sociedad civil » y que « los gobiernos no deben interferir en los puntos de vista de organizaciones de la sociedad civil ».

El apoyo continuo de la UE a las violaciones del derecho internacional por parte de Israel y a la continua aplicación del Acuerdo de Asociación UE-Israel está impulsando acciones anti-democráticas en Europa destinadas a limitar las libertades civiles, incluso el derecho a la libertad de expresión. Con el fin de contrarrestar estos ataques necesitamos construir una amplia coalición que reúna a todas las fuerzas – las iniciativas ciudadanas, movimientos sociales, sindicatos y partidos políticos democráticos en defensa de los derechos humanos.

Los activistas de base que respondieron positivamente a la llamada de parte de una amplia gama de organizaciones de la sociedad civil palestina (las llamadas del BDS llama para « poner fin a la ocupación y colonización de todas las tierras árabes ocupadas desde junio de 1967; el desmantelamiento del Muro; el reconocimiento de los derechos fundamentales de los ciudadanos árabe-palestinos de Israel a la plena igualdad; y respetar, proteger y promover los derechos de los refugiados palestinos a regresar a sus hogares y propiedades ») deben ser tratados con respeto y no deben ser acosados por la policía o las autoridades judiciales.

Llamamos a las organizaciones de derechos humanos, grupos de libertades civiles, movimientos sociales, sindicatos y partidos políticos democráticos para que se unan a nuestra llamada y firmen la petición a la Comisión Europea. Usted puede hacerlo rellenando este formulario.